EN SANTIAGO ENTRE MUSEOS

Como ya sabéis: nos encantan los animales, la naturaleza y todo lo que tiene que ver con antigüedades. Nuestros monitores/as han buscado lugares de Santiago de Compostela relacionados con nuestros gustos y finalmente, decidimos realizar una salida al Museo de Historia natural y al Museo de las Peregrinaciones.

Una vez más queremos agradecer a Ferroatlántica la posibilidad de llevar a cabo estas salidas de ocio inclusivo, que nos permiten relacionarnos con personas con las que no solemos estar, conocer mejor otras ciudades al tiempo que desarrollamos nuestro gusto por viajar e incorporar nuevos conocimientos que nos favorecen a nivel personal e incluso nuestra integración.

Os contamos:

Ocupamos la mañana en el Museo de Historia Natural. Contamos con un guía del museo, Daniel,  quien nos hizo un recorrido por las distintas salas.

En 1º lugar, queremos contaros que el museo está situado actualmente en el parque de vista alegre. Fue creado en 1840. Su director en aquella época era Antonio Casares quien hizo donaciones y aportó colecciones propias al museo.

En 1906, adquirió categoría de museo y se asentó en el edificio de la Facultad de Geografía e Historia de Santiago.

En 1961 se trasladó a la Facultad de Química  y desde 2014 se alberga en el edificio que hemos visitado hoy.

Recomendamos a todas las personas su visita y os contaremos lo que  hemos visto allí.

En la planta baja, nos encontramos con abundantes especies vegetales, animales y  ecosistemas más representativos con ejemplares de flora y fauna. Nuestro guía, Daniel, nos explicó cómo conviven los animales en los distintos medios y cómo se comportan (insectos, reptiles, mamíferos…). En esta planta también se pueden ver los animales más destacados de la sabana africana y la selva sudamericana.

La planta 1 está dedicada a la exposición de minerales, rocas, diversidad marina y al suelo. Lo más llamativo: la réplica exacta un velociraptor, una tortuga enorme hallada en a Costa da Morte en los años 80, una colección de moluscos de Cabo Verde, preciosa y muy llamativa por sus colores y formas; y también unos meteoritos (menos familiares para nosotros) ubicados según su procedencia.

Después de comer nos dispusimos a pasar la tarde en el museo de las peregrinaciones ubicado en la Plaza de las Platerías vecina a la catedral. En el pudimos ver imágenes, figuras, ilustraciones, fotografías y documentos relacionados con el Santiago apóstol y su figura en el resto del planeta, las peregrinaciones en el mundo, el camino de Santiago y la evolución de la ciudad de Santiago de Compostela.

La visita no ha sido guiada, sin embargo, el personal del museo estuvo todo el tiempo de nuestra visita pendiente de nosotras/os para resolver nuestras dudas y contarnos cosas sobre el apóstol y sus leyendas.

Actualmente, también se puede ver una exposición del fotógrafo José Guitián de 93 años de edad, la cual nos gustó mucho. Estará insitu hasta el 28 de febrero de 2016, no os la perdáis.

El día no llegó para más. Quisimos dar un paseo por el entorno, pero nada más salir del museo caía la noche y volvimos para Cee.

Nos hubiera gustado pasear más por el exterior y visitar detenidamente la catedral, pero ahora que conocemos un poco más de Santiago, no descartamos llevar a cabo otra visita a la ciudad.

Esta semana se nos hace corta…Que bien se está cuando se está bien…  😉

 

Anuncios