PUENTE DEL PILAR EN PORTUGAL

Queremos agradecer a Ferroatlántica que haya hecho posible nuestra visita a un país extranjero y acercarnos más a otra cultura. Ahora sabemos un poco más sobre Portugal.

Concretamente, viajamos a Colónia de Férias de Árvore (Vila do Conde) y Oporto.

En estos viajes nos beneficiamos  y vamos afianzando algunos fines personales tales como desarrollar nuestro gusto por viajar, nuestra autonomía personal, habilidades sociales y diversas destrezas que aprendemos durante todo el año en nuestro centro y que ponemos en práctica durante los viajes. Se ve favorecida nuestra  integración socio comunitaria y nuestra autoestima.

Partimos el sábado de mañana hacia Vila do Conde (Portugal). Allí comimos en un restaurante y posteriormente nos dirigimos a Colónia de Férias da Praia Arvore. Éste ha sido el lugar en el que nos hemos alojado durante nuestra estancia y del que ya os hemos hablado en la entrada de nuestro blog con fecha 21 de junio.

En este día no nos ha acompañado mucho el tiempo atmosférico y por lo tanto la programación de este día se ha visto modificada ligeramente para poder abrigarnos de la lluvia si fuese necesario.

Lo que hicimos, en lugar de visitar  la Reserva Ornitológica de Mindelo (en la cual no encontraríamos abrigo de la lluvia), fue visitar el centro de la ciudad  de Vila do Conde, fijándonos en la arquitectura de sus edificios tales como, iglesias, edificios antiguos  y su acueducto medieval, calles y calzadas. Visitamos la iglesia de la guía, su entorno y disfrutamos de las vistas a la zona del acueducto desde distintas perspectivas. Al final de la tarde tuvimos que buscar cobijo en una cafetería para entrar en calor y abrigarnos de la lluvia. Comprobamos que los pasteles y dulces están presentes en prácticamente todos los locales de Vila do Conde. Los portugueses tienen fama de ser buenos pasteleros, asique no nos hemos resistido en comprar algunos pasteles como los típicos “pasteis de Belem” que están riquísimos y que os recomendamos probar si visitáis Portugal.

El domingo lo pasamos en la bonita ciudad de Oporto. Durante la mañana, no pudimos ver mucho por la lluvia, únicamente paseamos intermitentemente por Vila Nova de Gaia y  Cais da Ribeira (Oporto).

Después de comer el tiempo mejoró y aprovechamos mucho la tarde. Hicimos un buen recorrido por el centro, visitando la estación ferroviaria de Sao Bento, la librería Lello e Irmao, iglesia do Carmo, zona de los Clerigos y mirador dos Clérigos y la preciosa  plaza de la Libertad.

Nuestros compañeros que ya habían estado en Oporto, nos habían destacado la zona de Cais da Ribeira, Ponte de Dom Luis y la librería de Harry Potter. Nosotros estamos de acuerdo con ellos, sin embargo, nos ha encantado la estación ferroviaria (tanto el edificio como los trenes), y esta visita ha despertado en nosotros las ganas de realizar un viaje en tren; ya que es un transporte que no utilizamos habitualmente. Además el hecho de que se trate de un transporte que está preparado para llevar personas con movilidad reducida y en silla de ruedas, como algunos/as de nuestros/as compañeros/as, hace que nos guste más.

La noche del domingo salimos a la discoteca situada junto a la Fortaleza San Joao Baptista de Vila do Conde.

Y el lunes, salió el sol y despedimos nuestro viaje a Portugal en Vila do Conde. Esta vez paseamos por el Convento e iglesia de Santa Clara y pudimos ver muy de cerca el acueducto medieval  y disfrutar de las vistas a la ciudad y al rio Ave.

En esta ocasión no pudimos visitar el Museo de la Construcción Naval ni la Nao Quinhentista, ya que estaba cerrado por descanso. Sin embargo, nuestros/as monitores/as nos han contado la importancia que tiene Vila do Conde en relación a la construcción naval y el transporte de mercancías desde tiempos de antaño.

Tuvimos tiempo de pasear,  tomar algo y  ver detalladamente lo más destacado de la ciudad.

Queremos destacar también la buena gastronomía portuguesa. Comimos muy bien, y hemos probado algunos platos típicos como: tripas a modo do porto (parecido a los callos), salpicón, sopas, caldos y platos variados con arroz, frango (pollo) y carne.

Después de comer partimos ya hacia Cee.

Todos estamos satisfechos con el viaje que hemos realizado, estamos deseando volver a viajar y conocer otros sitios que nos gusten tanto como Vila do Conde y Oporto. Tuvimos momentos de diversión, momentos de aprendizajes y también momentos para poner en práctica nuestras destrezas y habilidades que trabajamos durante todo el año en el centro. Y a pesar de que queda mucho por trabajar, nos damos cuenta de que no lo hacemos nada mal.

¡Concluimos que nos encanta viajar!

 

 

Anuncios